ciberterrorismo y delitos informaticos

La mayoría de los usuarios de computadoras personales conocen el efecto devastador que un virus informático causa en su equipo, y cuánto cuesta limpiar el sistema de tales programas agresivos y furtivos.
Imaginemos ahora virus de computadora mucho más sofisticados, actuando en redes de sistemas informáticos complejos, que han sido diseñados para actuar en puntos neurálgicos del sistema agredido. Redes enteras de computadoras pueden ser desarticuladas, engañadas, destruidas. Estos virus pueden tomar diversas formas y actuar siguiendo diferentes estrategias para llevar a cabo su misión de interferir, confundir y destruir a los programas, datos y al flujo de información.
Estos virus inclusos pueden ser diseñados para atacar y trastocar datos muy específicos o instrucciones de un programa informático, para causar acciones bien determinadas en el mundo físico.
En cambio las armas de pulso electromagnético producen la destrucción física del hardware, desarticulando los sistemas informáticos al eliminar los procesadores y /o equipos periféricos.
Este efecto de las ondas electromagnéticas de gran energía liberada en tiempos muy breves, fue descubierto durante los ensayos de las armas nucleares, las que eran capaces de destruir equipos electrónicos a gran distancia, sin intervenir los efectos térmicos o mecánicos de la explosión atómica, usando únicamente la energía electromagnética generada en la detonación. El pulso electromagnético de alta energía y corta duración induce sobrecargas en los circuitos electrónicos, carbonizándolos literalmente.
Hoy es posible construir estas armas de pulso electromagnético con una tecnología relativamente convencional. Y lo peor de todo con componentes comerciales.
Armas de destrucción masiva como las armas nucleares, químicas y bacteriológicas -denominadas genéricamente sistemas NBQ- no son incluidas en esta nota, pero sin duda el conocimiento necesario para diseñarlas y construirlas es más simple de obtener, ahora, debido a la amplia y profunda diseminación de la información en medios como la Internet.
Además la realización de tareas de inteligencia, necesarias para llevar a cabo atentados tanto en el mundo físico o en el mundo virtual es mucho más simple debido a la masa de información disponible electrónicamente sobre casi todos los aspectos de la civilización contemporánea.
La fabricación de elementos ofensivos para llevar a cabo atentados explosivos o biológicos es facilitada por la aparición de manuales electrónicos sobre tecnología de bombas o armas químicas y bacteriológicas, (La bomba usada en el atentado de Oklahoma fue diseñada y fabricada según “El Manual del Terrorista” (de libre acceso en Internet).
Sin embargo el uso de las armas de la llamada Info-Guerra pueden brindar una capacidad mucho más sutil y efectiva de causar terror y paralizar a una sociedad.
El descubrimiento y análisis de los nodos de convergencia entre el mundo real y el mundo virtual es el primer paso para determinar que tipos de actos terroristas pueden ser realizados.
Un ejemplo de uno de estos nodos, donde tenemos convergencia entre realidad y virtualidad, es el sistema de control aéreo de un país desarrollado. Los modernos sistemas de control del trafico de aeronaves se vuelven cada vez más dependiente de la informatización, luego es posible atacar la estructura virtual del sistema a través de las armas de la info-guerra, y provocar hechos físicos en el mundo real tal como la colisión de dos grandes aeronaves sobre el espacio aéreo controlado por el sistema infectado y perturbado.
Es simple de contabilizar, cuantos otros puntos de convergencia entre el mundo virtual o informático y el mundo real nos rodean.
Ejemplos: el control de subterráneos y trenes, sistemas de distribución de energía eléctrica y gas, sistemas de comunicación, sistemas bancarios y financieros. Todos estos nodos son susceptibles de ser atacados y perturbados por medio de la intrusión a las computadoras del sistema, infectándolas con virus, bombas lógicas o troyanos, (caballo de Troya ) o simplemente cambiando información o programas.
La otra forma de atacar la infraestructura de información es destruyendo físicamente las computadoras por medio de las armas silenciosas, las armas de pulso electromagnético ya descriptas.
Los efectos físicos de estos ataques en el mundo virtual pueden resultar en alto costo de vidas, y bienes, pero fundamentalmente el objetivo del atentado cyber-terrorista será minar la confianza de los habitantes en la sociedad en que viven, trasmitir un mensaje claro: nadie esta a salvo, y todo es posible de ser infiltrado, trastocado, corrompido y desestabilizado.
Pronto muchas fábricas, de todo tipo serán casi totalmente robotizadas y manejadas por computadoras, también muchos servicios públicos son manejados y soportados por redes y sistemas informáticos de todo tipo. Los cyber-terroristas solo tendrán un problema: ¿cuál de todos los blancos atacar primero?, el control informático de una fabrica de alimentos para bebes, cambiando la composición del producto o todo el soporte informático de un gran hospital, anulando todos los equipos médicos que tengan un chip de computadora dentro?.
Lamentablemente estos escenarios descriptos no son de ciencia-ficción ni de películas como “La Red”, muchos de los actos descriptos podrían llevarse a cabo hoy, pero lo peor de todo, es que el ataque cyber-terrorista puede estar en progreso ahora mismo y además puede ser realizado desde el otro extremo del mundo. Nadie se dará cuenta de ello hasta que el efecto en el mundo físico sea tangible, pero entonces será tarde.
Medios tales como el correo electrónico y programas de encriptación de mensajes permitirían un aceitado sistema de comunicación y control para organizaciones no-jerarquicas como los grupos subversivos.
Si pensamos la estructura de seguridad e inteligencia que usaban los grupos terroristas de la década del setenta, y la comparamos con las posibilidades que nos brinda el cyberespacio para llevar a cabo acciones de comunicación y comando para conducir operaciones de terrorismo, podemos afirmar que la amenaza es no es solo posible sino concreta.

Ciberterrorismo  como Delito Informático:

Se han establecido diversas denominaciones para las conductas ilícitas en las que se relacionan los computadores, tales como “Delitos Informáticos“, “Delitos Electrónicos” y “Ciberdelitos”.

 

Los Delitos informáticos,  son aquellos establecidos por la ley a efectos de la protección integral de los sistemas que utilicen tecnologías de información, así como la prevención y sanción de los delitos cometidos contra tales sistemas o cualquiera de sus componentes[2]. Los delitos informáticos no son solo aquellos que utilicen las tecnologías de información como medio de comisión, sino que también entran dentro de esta categoría aquellos cometidos en contra de estos sistemas, es decir, que son Delitos Informáticos aquellos que busquen dañar cualquier sistema informático.

 

Julio Tellez Valdes (2001) clasifica a los Delitos Informáticos en base a dos parámetros: a) Como instrumento o medio, y b) Como fin u objetivo. Como instrumento o medio: Se tienen a las conductas delictivas que usan las computadoras como medio de comisión. Como fin u objetivo: En ésta categoría se enmarcan las conductas criminales que están dirigidas contra  computadoras, accesorios o programas[3].

 

El Ciberterrorismo puede encuadrar fácilmente en ambas clasificaciones, por cuanto, por lo general, se utilizan ordenadores para la destrucción o inutilización de otros sistemas tecnologías de información o bien el destruir o inutilizar  información contenida en estos sistemas y desde el punto de vista práctico, para cometer estos delitos se deben utilizar por lo general otros medios o instrumentos informáticos.

 

Debemos entonces entender el Ciberterrorismo como, cualquier tipo de acto realizado a través de tecnologías de Información que pueda logra directa o indirectamente  intimidar, causar temor, o bien, que logre causar daños a un grupo social, político y/o a sus representantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: